9 de julio de 2007

3

Te lo cuento para que no lo sepas

Parece que está de moda tener un fotolog. Para quien no lo sepa es una especie de blog donde se puede hacer únicamente una actualización al día y además, como novedoso, se tiene que poner siempre una foto (pero solo una) y el texto es opcional.

A lo que iba. Llevo bastante tiempo mirando esos fotologs donde se supone (y recomiendan en la misma página) debes poner fotos hechas por ti, pero es más sencillo buscarlas por google o, más sencillo aun, cogerlas de otra gente que ya se dedicó a buscarlas antes.

Lo "creativo" en definitiva es el texto, y lo pongo entre comillas porque muchas veces lo que hacen es poner letras de canciones (como si alguien las fuera a leer). Entre creatividad y creatividad se ponen a contar su vida, por ejemplo cuando empiezan con el novio, lo mucho que le quieren, lo mucho que le odian cuando se enfadan con él y las veces que se acuestan juntos. La cosa no tendría mayor importancia si lo escribieran y punto, allá el lector si eso le resulta interesante o no. El problema es que estos fotlogs son públicos, lo que quiere decir que todo el mundo puede leer y además tienen un libro de visitas donde la gente puede escribir lo que quiera.

En la primera fase esta gente tiene el libro disponible para todo el mundo, es decir que los invitados pueden escribir, pero cuando empieza a haber anónimos criticando lo que hacen o dejan de hacer deciden tomar una medida "drástica" que es dejar disponible el libro de visitas solo para usuarios registrados. Una gran forma de hacer que la gente no pueda opinar de tu vida, claro está.

En la segunda fase se sorprenden al descubrir que esos anónimos se han hecho una cuenta de usuario (porque no hace falta actualizar ni nada para tener una cuenta), así que de nuevo vuelven a aparecer verdades en su sitio privado, cosa que está claro a nadie le gusta. Así que toman una medida aun más drástica, deciden poner el libro de visitas solamente para la gente que tienen agregada en favoritos. Problema solucionado de nuevo.

En la tercera fase descubren que a pesar de tener solamente permitida la escritura a sus favoritos la gente indeseable sigue sabiendo de su vida, Cómo es posible que sepan cosas mias privadas si no pueden escribir, está claro que deben ser profesionales del espionaje. Así que llega el momento más doloroso, cerrar el fotolog y abrir otro para despistar a esa gente. Una grandísima estrategia, aunque con algunos fallos. El primero es que a veces cuando cierran el fotolog cogen y ponen en la última actualización la dirección del nuevo (ya sabía que el plan tenía sus lagunas). El segundo fallo es que habiendolo cerrado sin poner cual es la dirección del nuevo van poniendo entre la gente de sus favoritos que es tal y que su nuevo fotolog es ese, así está claro que los usuarios indeseados podrán volver a encontrarlos, y es en este punto donde vuelve a empezar todo de nuevo.

Y ahora viene mi pequeña conclusión de todo esto. Si vas a poner tu vida en internet todo el mundo la sabrá, es más la conocerá hasta gente que no te conozca de nada y tienen todo el derecho del mundo a opinar lo que quieran de ella. Si no quieres que opinen lo mejor será no contar cosas que no quieres que sepan, ya sé ya sé, es algo muy difícil de hacer porque todo el mundo sabe que siempre que vas a escribir ahí te sientes como escribiendo en tu diario y es inevitable que pongas cuántas veces te acuestas con alguien o lo mucho que le odias porque no te haya acompañado a la puerta de tu casa. La vida es difícil, pero si no cuentas todo por internet te ahorras que la gente opine y te diga la verdad que no quieres oir.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...